Lo nuevo en la Liga Distributista

miércoles, 10 de noviembre de 2010

El "zombi católico", sus notas características

A propósito de una entrada en InfoCatólica con un muy penoso nombre: "Lo maravilloso de las 'sectas católicas'", y apropiándose de un concepto enunciado en una buena entrada de ese mismo portal en otra bitácora, dice genialmente Luis en un comentario:


  1. El zombi católico no piensa, obedece.
  2. El zombi católico adhiere en forma incondicional e irreflexiva a todo lo que dice o mande la autoridad, sea el Papa, sea el líder del movimiento que integra. Es más: adhiere porque es autoridad, no porque se diga o mande algo bueno. Adhiere sin distinguir jerarquía o modalidad. Si el Papa reinante dice que le gusta el strudel, pues le gustará a él. Si el próximo abomina de la repostería alemana, despedirá a su cocinera.
  3. El zombi católico está siempre seguro. Jamás se interroga si estará en lo cierto. Jamás desconfiará de la pureza de los motivos interiores que lo hacen adherir a la buena causa.
  4. El zombi católico está contento y conforme con el modo y todas las prácticas con que se vive el catolicismo en la Iglesia o en el grupo o movimiento que integra. Ni se le ocurre cuestionarlas o enfrentarlas con el Evangelio, para constatar si se han desviado.
  5. El zombi católico tiene alegría compulsiva. Desconoce la tristeza, las resistencias de la materia, el sufrimiento verdadero. Es más, lo niega. Niega, en general, la realidad y su realidad. Todo es maravilloso, porque vive en Disneylandia... católica.
  6. El zombi católico descuenta la mala fe de quienes critican a la Iglesia o el movimiento que integra. En particular, considera todo ataque a la organización como una conspiración. En última instancia, es Satanás el que ataca su movimiento.
  7. La crítica interna, es decir, de los mismos católicos o miembros de la organización o movimiento que integra, será para el zombi católico "mal espíritu".
  8. El zombi católico considera que el fin justifica los medios, si de salvaguardar la institución, Iglesia o movimiento que integra, se trata. En particular, recurrirá, para defender buenas causas, a argumentos capciosos, restricciones o reservas mentales, argumentos ad hominem. Tendrá especial gusto por resaltar los vicios del adversario ("Y tú más"). Si está en la verdad, puede permitirse ciertas licencias.
  9. El zombi católico se olvida que pertenece a una relgión cuyo Fundador fue crucificado por la autoridad religiosa. Que fue sacrificado con el argumento de que "es preferible que muera un hombre a que perezca todo el pueblo".
  10. El zombie católico nunca investiga las denuncias contra las autoridades de su movimiento u organización. Fundamental: No lee lo que escriben las víctimas o ex adeptos. Jamás se permite sospechar sobre sus superiores. Se limita a repetir lo que le dicen: son calumniadores, resentidos y mentirosos. Estigmatiza, sobre todo, a los "ex".
  11. El zombie católico "suspende el ejercicio de la razón, reprimiendo todo impulso de crítica o revisión de lo que dicen o mandan sus superiores" (Padre Thomas Berg, ex sacerdote legionario, explicando su salida de la Legión de Cristo).
  12. El zombie católico, cuando se pone a defender a su grupo de pertenencia, o a la Iglesia misma, suele caer en maquiavelismos.
Por cierto, para el que le interese profundizar en la zombiología católica, de mi amigo Jack Tollers.

Algunas de las geniales viñetas de la New Oxford Review que acompañaban artículos sobre la Legión de Cristo y otras de estas "sectas". Aún en tiempos en que escribir dichos artículos implicaba casi ser "excomulgado", la New Oxford Review investigó, documentó y dio a conocer terribles escándalos protagonizados por estas "sectas" y la "mafia lavanda". Aquí una muestra de esos artículos en inglés.


15 comentarios:

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

¡Y conste que me gusta el strudel!

Gracias por la cita.

Abrazo

Coronel Kurtz dijo...

Por favor, nada que agradecer. La caracterización dada es genial.

Martin Ellingham dijo...

Brillante la caracterización de Ludovicus. Merecedora de post.

Saludos.

Maricruz dijo...

Penosamente me doy perfecta cuenta por como calificas el título de mi entrada que has evitado a toda costa referirte a los puntos que quise tratar y has desviado el asunto hacia lo que parece interesarte que es etiquetar a quienes piensan diferente de ti aunque crean en el mismo Dios y profesen una misma fe. De absurdos está lleno el mundo pero este me ha dejado pensando en cuán alejados estamos algunos católicos de reconocer y vivir según lo que anhela nuestro corazón que es, nada más y nada menos, que Cristo mismo.

Coronel Kurtz dijo...

Sra. Maricruz:

En primer lugar, le agradezco su comentario.

En segundo lugar, me parece que ma ha malinterpretado completamente. El título que Ud. ha elegido es realmente penoso, además de contradictorio: católico y sectario son opuestos.

Pero he evitado referirme a su entrada puesto que me limité a copiar el comentario de Luis que me pareció genial.

Por supuesto que en ningún momento digo que Ud. se encuentre incluida. A diferencia del pasatiempo que Ud. parece tener, yo no realizo juicios temerarios sobre personas concretas, sino sobre comportamientos o tipos.

No se equivoque. Yo no etiqueto, en todo caso hay gente que sí se etiqueta: "soy del Opus", "soy de CeL", "soy del Padre X", "soy de Regnum Christi", etc.

Personalmente, prefiero, con Pablo, decir que "todo es vuestro; y vosotros, de Cristo y Cristo de Dios."

En todo caso, elige su etiqueta quien pretende ubicarse bajo estas notas esenciales que Luis bien ha detectado. Y, en realidad, sólo ha hecho un ejercicio aséptico de gnoseología cual es el de aprehender los conceptos mediantes los sentidos y a través de sus notas esenciales. La esencia es aquello que es eso y no otra cosa; del mismo modo, hay católicos que parecen "zombis" (en el sentido gracioso, pero no menos cierto, que le da el texto) y no otra cosa. Y es más, están contentos de serlo: "suspendamos el juicio", dicen.

Su última aseveración, totalmente temeraria en cuanto a mi persona, la deja a Ud. patente y parece (¡parece!) ubicarla, sin otros elementos de juicio, dentro del grupo, al menos aquí y ahora.

Ahora bien, dado que Ud. afirma "vivir según... Cristo", le pido rece por mí, que buena falta me hace. Seguramente será mejor escuchada que el suscripto.

Suyo en el Señor,

W. E. K.

contemplata dijo...

Lo más terrible es la abdicación de la razón para obrar el bien en temas obvios de ley natural. En lugar de obrar responsablemente, "piden permiso y esperan la orden". (No, un consejo, lo cual estaría bien)
Yo no puedo esperar la orden para salvar a alguien que se está ahogando. Pero hay gente que espera lo que dice el "jefe".
En una de esas hay que esperar que se ahogue para después decir que "estamos a favor de la vida y en contra de nadie".
Además hay una confusión entre el significado de la obediencia del religioso que "salió del mundo" y la obediencia del laico, que no salió del mundo. Éste tiene obligaciones concretas con su familia, con su país, con su prójimo al cual debe algo en justicia, etc., que son "anteriores" a las que pueda tener con el grupo. Por más "espirituales" que sean.
La gracia no destruye ni suplanta la naturaleza.
Lo que parece es que, en muchos casos, el grupo se vuelve familia, patria e iglesia. Daría para mucho...

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Desgraciadamente, la amiga Maricruz ha caído en una vieja trampa del catolicismo corporativo, que consiste en parodiar el lenguaje de las víctimas para, por el absurdo, defender posiciones propias.
Por eso, es un acto de caridad esclarecer bien que este tipo de recursos son inaceptables, sobre todo cuando hay en curso investigaciones de la Sede Apostólica vinculadas con ciertas desviaciones sectarias de los nuevos movimientos.

Hace un tiempo, un sacerdote tuvo la misma desafortunada idea ante el drama de la pedofilia en la Iglesia, publicando un artículo denominado "Varios sacerdotes abusaron de mí",

http://es.catholic.net/jovenes/435/1261/articulo.php?id=46391


que decía algo así: he sido abusado desde niño por sacerdotes que contra mi voluntad, me hicieron cristiano, y siendo un niño tierno me enseñaron los mandamientos, y violentaron mi libertad apartándome del mal, etcetera. Al sacerdote le habrá parecido graciosa a la parodia de denuncia -y seguramente a varios blogs que repitieron el artículo, catholic net entre otros, dirigido por una autoproclamada "hija de Marcial Maciel"-, pero a mí me pareció un ejemplo claro de defensa corporativa peligrosísima, de negación de un problema grave y de escarnio a las víctimas.

Si uno señala estas cosas, así como caracteriza al zombie católico, es para abrir las mentes y prevenir de toda falsa defensa y maquiavelismos a nuestros hermanos. No es para parodiar a nadie ni defender ninguna organización ni divertirnos. Que conste.

Yolanda dijo...

Brillante la enumeración que ahce luis de los rasgos del zombie "católico", zombie al que le sobra, sobre todo, el adjetivo "católico".

Me parece que la nota más característica y terrible es ese secuestro que hacen del Espíritu Santo: si criticas los movimientos secatrios, estás contra el Espíritu Santo. Ese "argumento" es el definitvo colmo de la abyección y de la abucción. Y de la estulticia

Otras aporías sectarias: O eres ignorante (no conoces los movimientos, hablas de lo que no sabes) o eres resentido (conoces los movimientos, hablas de lo que sabes, pero eres un rencoroso) No hay salida: típicamente sectario.

Personalmente he vivido con asombro y dolor la tansformación individual de católicos que, tan pronto entraron en contacto con un "gurú de movimiento"(o director o catequista) se transformaron... a peor.

Sinceramente, creo que los Papas "toleran" los movimientos por razones meramente prácticas. Entre otras, sujetar dentro de la Iglesia a los que , de otro modo, buscarían sectas no católicas para perderse.

Anónimo dijo...

Esta es la misma señora que habla de "el descubrimiento de mi vocación a la soltería", ¿no?

He ahí uno de los grandes daños de todos los que pueden hacer estos "movimientos"...

Justiciero

Coronel Kurtz dijo...

Contemplata: Muy cierto. Muchas gracias por su comentario. ¿No le parece que, en última instancia, es una resurrección de la teoría de las dos verdades?

Ludovicus: Muy cierto. Algunos parecen olvidar lo de "Et non, sicut blasphemamur, et sicut aiunt quidam nos dicere: 'Faciamus mala, ut veniant bona?' Quorum damnatio iusta est." (Rm 3:8).

Yolanda: Muchas gracias por el aporte. Efectivamente, esa forma de pensar en blanco y negro es típica de las sectas... y de personas poco inteligente puesto que no tienen la capacidad de percibir matices.

Justiciero: Preferiría no referirme a esta señora, Dios dirá. Pero en términos generales, eso de "vocación a la soltería" me suena muy mal. Quizá en sentido analógico y muy amplio --como una especie de resignación a lo que parecería que Dios quiere para nosotros-- podría ser... pero es muy peligroso si se lo asimila a una elección definitiva de por vida. Y digo esto con lo que me simpatizan los "batchelor dons".

contemplata dijo...

Estimado Coronel:
¡Ojalá fuera la teoría de la doble verdad! Irónicamente , digo.
Creo que es algo más básico. Necesidad de seguridad y protección. No sentirse afuera, etc. Entonces se hace lo que manda el jefe. Se ve en parroquias también.
No me dedico a eso, pero es una mentalidad que habría que estudiar.

Igual, insisto en que la clave del asunto está en la confusión entre la obediencia del religioso y la obediencia del laico.
El religioso deja familia y deja patria. El laico, no.
Aunque ninguno pueda violar la ley natural, por supuesto.

Y si me perdona la cháchara, una "vocación a la soltería" es un disparate. Hay una vocación esponsal. O el esposo es un amable caballero o es Cristo. La soltería puede ser una cruz reencausable.
Otra vez: la gracia no suprime la naturaleza.
Cordiales saludos

Maricruz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maricruz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Coronel Kurtz dijo...

Maricruz ha dejado un nuevo comentario en su entrada "El "zombi católico", sus notas características":

Por favor, además entran a mis blogs toman mis enlaces para criticarme a mis espaldas?
Pero, quiénes se creen?
Válgame Dios! :)))

Ok, sinceramente, como ésto y peor hacen conmigo los del lobby LGBT, que lo hagan personas como ustedes supongo que no debería que sorprenderme.

Me voy, tengan buena vida :)))

-----------------

Maricruz ha dejado un nuevo comentario en su entrada "El "zombi católico", sus notas características":

Debí atender a algunos que me dijeron que no me metiera en ciertos sitios.
Rezaré por usted y por sus amigos, cuente con ello.

Coronel Kurtz dijo...

Maricruz: Nadie critica "a [sus] espaldas". Si Ud. deja una entrada en una bitácora, Ud. debe aceptar que los demás comenten, ya sea en su propia bitácora, ya en otras (por ejemplo, cuando su bitácora está alojada en un portal donde suelen eliminarse comentarios que no gustan). Si le molesta que comenten, guárdese sus entradas para sus íntimos.

Gracias por sus deseos y sus oraciones.

 

  © 2009 +

True Contemplation Blogger Template by M Shodiq Mustika