Lo nuevo en la Liga Distributista

martes, 31 de diciembre de 2013

Dos películas buenas para recomendar

Pero de las que hacen llorar... 

Lo que el día debe a la noche (Ce que le jour doit à la nuit). Basada en la novela del mismo nombre de Yasmina Khadra, está ambientada en Argelia, más precisamente en l'Oranie (el Oranesado). El drama va desde los primeros años del siglo XX hasta nuestros días y buena parte transcurre en los años inmediatamente anteriores al estallido de la Guerra de Argelia. El director, Alexandre Arcady, hijo de un legionario húngaro y una judía argelina, no teme mostrar aquellos aspectos más controvertidos de la época. Desde los excesos de los franceses y el resentimiento de los musulmanes hasta la convivencia pacífica de la mayoría, que será quebrada por la guerra. Una curiosidad es que buena parte de la historia transcurre en una colonia de origen español, no francés. Las bombas de uno y otro lado, y la terrible deportación de "pies negros" (argelinos de origen francés, español, italiano y judío) y "harkis" (argelinos musulmanes acusados de colaboración). Por supuesto que "à gauche" esto no gustó, especialmente la reconciliación entre un musulmán y un ex miembro de la OAS... La zurda hubiese preferido una reproducción de aquella supreproducción de propaganda llamada "La Bataille d'Alger", con torturas explícitas y bombas incluidas (sí, ésas que aquí se festejaban en el cine Cosmos). Pero no; los argelinos de a pié, de uno y otro lado, están más allá de la propaganda. En este trasfondo una linda historia, casi una tragedia griega. 

Un momento para recordar (내머리속의지우개). También una tragedia, pero ésta coreana. A los que les impresionan las enfermedades degenerativas, por la razón que sea, no les recomendaría verla. Sobre el tema (una pareja "perfecta" que ve su vida impactada por una enfermedad grave) se han hecho varias películas, pero creo que es ésta la que trata el Alzheimer de la manera más cuidada a la vez que estéticamente bella.
--> Leer...

sábado, 28 de diciembre de 2013

Para grabar en piedra

“Las rúbricas litúrgicas y ceremoniales son pautas de humildad: Que el sacerdote no olvide que está obligado, que no se considere dueño de lo que celebra sino servidor del Misterio, del Santuario y de sus Misterios, de la Iglesia y de sus ritos, los ritos mayores y los pequeños ritos. No respetar las rúbricas, despreciar los ritos, pasar de lo prescrito, pisar y pasar por encima de lo acostumbrado, es engallarse, empinar la cresta como el gallo y desentonar cantando un kikirikí indiscreto, importuno, molesto, desafiante, orgulloso, vanidoso.”
--> Leer...

domingo, 22 de diciembre de 2013

Fin de semana medieval

Aproveché la conjunción de esta ola de calor —que más que ola ya parece inundación— y mi fobia a las grandes aglomeraciones de masas consumistas pre-navideñas, para terminar la serie "La reina blanca" y ver la versión original sueca de "Arn" (en realidad, dos películas: Arn, el Caballero Templario y Arn, el Reino al Final del Camino). 

La primera es, en realidad, una miniserie de la BBC, compuesta de 10 largos episodios, ambientada en el final de la Guerra de las Rosas y que se inicia con el encuentro de Isabel Woodville (la futura "reina blanca", de una familia aristocrática pero plebeya, aliada de la Casa de Lancaster) con Eduardo de York (futuro rey Eduardo IV) y que culmina con la muerte de Ricardo III (hermano menor de Eduardo) y la toma del poder por Enrique (VII) Tudor (último representante de la Casa de Lancaster). La serie, que fue "vendida" como una precuela de la serie Los Tudor, es mejor que ésta en cuanto apego a la historia real y que, a diferencia de aquélla, no tiene esa casi enfermiza obsesión sexual —es más, excepto algunas escenas de violencia, no hay nada que impida que la vean adolescentes—. Lo que sí sería conveniente es tener un buen árbol genealógico a mano, si no se quiere leer antes sobre estos sucesos, ya que uno puede perderse fácilmente. Hay algunos guiños a Shakespeare, aunque, en realidad, la postura no sé si de la autora Philippa Gregory o la libretista Emma Frost es bastante opuesta a la "propaganda" Tudor popularizada 'ex post' por el Bardo. 

No me voy a extender demasiado en Arn porque es muy conocida, aunque más en su versión "internacional" o compacta que, ahora veo, pierde bastante respecto a la original. El director y los guionistas han estado realmente muy inspirados en esta película. La fotografía es preciosa y la reconstrucción impresionante. Además se ha superado por mucho a las cuatro novelas de Jean Guillau en las que supuestamente se basa. Excepto algún detalle muy menor, no contiene ninguno de los clichés anti-católicos de casi todo lo que se filma actualmente sobre ese período histórico (y en los que lamentablemente sí cae Guillau).

--> Leer...

lunes, 16 de diciembre de 2013

Tolkien à la carte

No sabía que la Asociación Tolkien Argentina (ATA) seguía existiendo, me enteré por Facebook. Pero luego de leer los debates allí en Facebook, me doy cuenta de lo terrible que ha sido Peter Jackson para la obra de Tolkien. 

Lamentablemente, nunca llegué a tener demasiada actividad en la (entonces llamada) Sociedad Tolkien Argentina (STA). En aquel momento, trabajaba y estudiaba, por lo que no me quedaba tiempo. Debo haber ido a tres o cuatro reuniones... Pero llegué a tener todas las Mathoms y disfruté de los primeros debates por mail. Recuerdo que había todo tipo de gente. Un amigo iba con un grupito de fans del rock sinfónico... Otro amigo iba con un grupito de estudiantes de Filosofía de la UCA... Todos disfrutábamos por igual de la charla de los fundadores... Los temas conversados se referían a la santidad, la esperanza, la fantasía, el mito, la historia anglosajona o los orígenes paleocristianos de ciertos nombres de protagonistas... 

Luego vinieron las películas de Jackson, la STA se convirtió en ATA, se llenó de frikis, se "democratizó" y "decristianizó", los debates comenzaron a girar en torno al largo de las barbas de los enanos, las reuniones se limitaban a despliegues de vestuarios excéntricos, el recitado de poesía fue reemplazado por los juegos de rol... Y desapareció, o casi. 

Hoy se llega a la "profunda" conclusión de que cada uno puede tener "su visión" de la obra de Tolkien y hacer lo que le venga en gana, mientras cuente con los millones para hacerlo. Ahora tenemos elfas guerreras en pantalones y en el próximo episodio podría haber enanos trolos. Y si no te gusta, no te quejes, junta los millones y haz "tu versión".
--> Leer...

domingo, 15 de diciembre de 2013

Revisiting "Brideshead revisited"

Este fin de semana tuve la mala idea de ver "Brideshead revisited", la última versión con Emma Thompson. Había leído muchas de las malas críticas que recibió y por eso no la había visto hasta ahora. Pero era peor de lo que la habían pintado. Hasta determinado momento, la película se reduce a mero mal gusto, como si se tratara de "El Quijote" convertido en telenovela venezolana. 

Pero a partir de cierto momento, se destapa el abierto anticatolicismo de la misma. Y ya no es que el director o los guionistas no entendieron a Waugh, es que a propósito se invierten determinados pasajes. 

En la novela original de Evelyn Waugh en determinado momento se lee un cuento de Chesterton en el cual un pasaje sobre la acción de Dios como si se tratara de hilos invisibles que llevan todo a buen puerto, se convierte en clave de explicación del relato (no se trata de un spoiler ya que Waugh lo explica claramente en la introducción que puso a la reedición de Brideshead). 

Pero en esta película, los "hilos invisibles" —como le hace decir a Lady Julia en determinado momento— atraen a los miembros de la familia Flyte a la casa para verse ensimismados y literalmente torturados por la culpa. Y es que, si Waugh escribió su novela para describir la acción de la Providencia, el director hizo esta película para identificar culpa con catolicismo. 

Thompson ha perdido todo el respeto que le podía tener —su papel de Lady Marchmain es quizá lo peor que hizo en su carrera. No es aquí la noble dama que atrae a Charles Ryder por sus buenas maneras, su cultura y elegancia en el trato, hasta por la verdadera preocupación por sus hijos. No, aquí es la bruja mala de Disney, en versión piojo resucitado, tilinga y con preocupaciones de medio pelo, que se hace odiar de entrada.
--> Leer...

viernes, 13 de diciembre de 2013

Negroblanco

 Por Daniel Mitsui, de su blog “The Lion and the Cardinal”. 

“13ª regla. Debemos siempre tener para en todo acertar, que lo blanco que yo veo, creer que es negro, si la Iglesia hierárchica assí lo determina...” – Ignacio de Loyola (Ejercicios Espirituales). 

“…La palabra clave en esto es negroblanco. Como tantas palabras neolingüísticas, ésta tiene dos significados contradictorios. Aplicada a un contrario, significa la costumbre de asegurar descaradamente que lo negro es blanco en contradicción con la realidad de los hechos. Aplicada a un miembro del Partido significa la buena y leal voluntad de afirmar que lo negro es blanco cuando la disciplina del Partido lo exija. Pero también se designa con esa palabra la facultad de creer que lo negro es blanco, más aún, de saber que lo negro es blanco y olvidar que alguna vez se creyó lo contrario. Esto exige una continua alteración del pasado, posible gracias al sistema de pensamiento que abarca a todo lo demás y que se conoce con el nombre de doblepensar.”– Emmanuel Goldstein (1984 – George Orwell). 

¿Cuál es la diferencia aquí? La diferencia es que a la Sagrada Jerarquía se le debe creer no porque pueda reconstruir la religión católica según su capricho, sino precisamente porque no puede — al menos no, sin recibir la corrección del Espíritu Santo. Y a pesar de que la historia haya mostrado que esta corrección no siempre es inmediata, siempre se da. Si esto se olvida, y nuestra religión es vista como algo que la Sagrada Jerarquía positivamente construye, cambia y destruye según su capricho, entonces la diferencia desaparece — el catolicismo se convierte en un absurdo orwelliano.
--> Leer...

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Mediocridad

"Las instituciones miden su grado de mediocridad por la cantidad de mensajeros desollados."
—— Pbro. Jose Ripoll.
--> Leer...

martes, 10 de diciembre de 2013

Padre progresista

Así se llama el nuevo sketch de Capusotto. ¡Muy bueno!

(Advertencia para personas impresionables y escrupulosas: tono fuerte, lenguaje soez e imágenes escatológicas.)

Es, sin embargo, la mejor caricaturización del progresismo.
--> Leer...

viernes, 6 de diciembre de 2013

Contra Manicheos

Ver el mundo en caracteres binarios, en unos y ceros, es una recurrente tentación. Denota pereza intelectual, cuando no falta de inteligencia. 

Mandela se murió, recemos por su alma. Está bien que no lo canonicemos, como hace el mundo. Está bien, si se quiere, que recordemos que bajo su gobierno se implantó el aborto... para consumo, principalmente, de los negros "que liberó". No está tan bien que recordemos su pasado comunista... Pero no tenemos derecho a olvidar que combatió el régimen anti-católico Afrikaner —fundado por fanáticos calvinistas de origen holandés, francés y alemán, que pretendieron fundar en el sur de África un nuevo paraíso en la tierra como los hebreos en Caná y que justificaban con fragmentos del viejo Testamento el exterminio y esclavización de los negros, mientras se llenaban los bolsillos de oro. O que, posteriormente, se descargaron en los pobres negros por las barbaridades que les hicieron los ingleses. En los ss. XIX y XX, los Afrikaner combatieron a los voluntarios católicos anti-esclavistas, muchos de ellos antiguos zuavos pontificios, y martirizaron a numerosos negros católicos. Y, si se quieren motivos más humanitarios y menos religiosos, Mandela impidió que la enorme mayoría negra se cebara en una matanza de blancos que hubiese empequeñecido todos los genocidios del último siglo. Los Afrikaner inteligentes lo saben y por eso le han rendido tributo hoy.
--> Leer...

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Der Untermensch (pastoral)

Una de mis nuevas amigas de Facebook me "regala" todos los días decenas de estampitas religiosas que intenta infructuosamente "pegar" en mi muro. Uno de sus últimos intentos es una horrible estampa de la Virgen Desatanudos, "la preferida del Papa Francisco", según dice el eslógan de venta. Para los que no conocen la "advocación", simplemente decir que es un invento aparecido en Buenos Aires hace poco más de 20 años fruto de algún cura de los enredados en la "espiritualidad popular"; rama del tercermundismo de comienzos de los '70 que considera posible adelantar la revolución no oponiéndose a las formas primitivas de religiosidad del pueblo sino encausándola "correctamente".

En la actualidad, la espiritualidad popular (a la argentina) es una "escuela pastoralista" que busca llenar las iglesias y, fundamentalmente, los rastrillos, vendiendo "magia". Consideran que es preferible que el dinero vaya a parar a la Iglesia y no a los seguidores del Gauchito Gil, la Difunta Correa o Gilda la Bailantera. 

De más está aclarar que los curas y obispos enrolados en esta "corriente", se refieren a ella como si se tratara de una pastoral para subnormales, es decir para todos aquellos que no pueden acceder a los altísimos niveles intelectuales de Mons. Tucho Fernández, teólogo de cabecera de Su Santidad, aquél que planteó el programa del pontificado francisquista en tres palabras: "dejémonos de joder".
--> Leer...

 

  © 2009 Desde la Roca del Grifo

True Contemplation Blogger Template by M Shodiq Mustika