Lo nuevo en la Liga Distributista

viernes, 19 de abril de 2013

Voracidades episcopales

Estos días estuve leyendo bastante sobre la cuestión de las monjas yanquis. Y parece que las cosas no tienen mucho que ver con lo que nos han contado los medios neocons. No es tanto una cuestión doctrinal como de política clerical... y, sobre todo, de economía. 

Como viene sucediendo con la cuestión de las 'parroquias étnicas', entre los 'desobedientes' encontramos opiniones de todos los colores que dependen, en gran medida, de las opiniones particulares del obispo (o de sus consejos diocesanos). En diócesis con obispos más o menos ortodoxos, enfrente tenemos monjas más o menos heterodoxas. Pero en diócesis con obispos heterodoxos (y en Yanquilandia, abundan), las monjas 'rebeldes' son ortodoxas y tradicionales. 

En fin, lo doctrinal no es más que una excusa en una pelea donde se juegan varios millones de dólares en propiedades e inversiones. Muchas diócesis arruinadas por el pago de indemnizaciones en los casos de abusos, han querido echar mano a los bienes de las congregaciones. 

Como en los EE.UU. la Iglesia Católica no tiene personería jurídica, sino cada diócesis, congregación, colegio, etc. individualmente, se les hace difícil a los obispos cumplir su cometido. Y no han tenido mejor idea que hacer intervenir a Roma para presionar 'por arriba', poniendo como excusa las heterodoxias de algunas de las 'disidentes'. Claro que nadie se ocupa de las heterodoxias de los obispos yanquis (más preocupados ahora por hablar del 'pecado' de criticar el episcopo en un blog... independientemente de la razón o no de la crítica). 

Y, nuevamente, la CDF le ha dado la razón a los obispos yanquis por temores humanos... como viene sucediendo desde hace dos siglos cuando el Santo Oficio aprobaba de facto el americanismo que años después León XIII sin mucha convicción combatirá infructuosamente.

--> Leer...

miércoles, 17 de abril de 2013

La Santa Sede desmiente a Neocons, y van...

"En muchas partes, [los Padres Conciliares] debieron encontrar fórmulas de compromiso, en las cuales, con frecuencia, las posiciones de la mayoría están ubicadas inmediatamente junto a las de la minoría, diseñadas para limitar a aquéllas. Encontes, los textos conciliares mismos tienen un gran potencial de conflicto, abriendo la puerta a una recepción selectiva de los mismos en cualquier dirección." (Cardinal Walter Kasper, L'Osservatore Romano, Abril 12, 2013.)
--> Leer...

jueves, 11 de abril de 2013

A vueltas de la moral efectista

Me canso estos días de leer argumentaciones que podrían llamarse efectistas, exitistas o cuantitativas escritas por católicos supuestamente ortodoxos que buscan transmitir moralejas a través de ellos. 

Nos dicen que los protestantes son "más efectivos" en América por "x" ó "y"; que la manifestación provida "z" logró un récord "n" en su convocatoria; que la doctrina que sostenga cada uno en su lucha contra el aborto, el matrimonio gay, etc. no es importante mientras que se persevere en dicho combate siendo lo significativo el objetivo y su éxito, y no los medios utilizados; que rezar "w" oración "m" número de veces liberará "ñ" almas del purgatorio; que una familia que reza unida se asegura la felicidad en esta tierra, que los novios que se conservan vírgenes hasta el matrimonio se aseguran una familia unida... 

En fin, el reino de la cantidad que acertó a percibir Guenon, entre otros desaciertos suyos. 

Es curioso porque esta gente, de alguna manera, está sosteniendo una religión inmanente... del mismo modo que lo hacen, desde otro punto de vista, los progresistas. Para los que hacen estas lecturas inmanentistas, la esjatología no tiene sentido, es locura y necedad. El "venga a nosotros Tu reino" no sería más que una metáfora. 

La realidad es que el Señor no acostumbra a premiar en esta vida; al menos no, según las pesas y medidas de este mundo. Ahí está Job. Más aquí está Edith Stein afirmando que una de las cosas que la acercó al catolicismo fue el tratamiento del dolor en su doctrina. 

Hacer el bien (sin mirar a quién, como decían nuestras abuelas) no nos asegura nada en este mundo. Ni el que sufre una calamidad o desgracia es necesariamente culpable de algo. Es más, posiblemente esté cargando sobre sus hombros con nuestras culpas, completando de manera misteriosa y cuasi sacramental el sacrificio de Nuestro Señor en la Cruz. 

La religión de las sonrisas, sea progre o conserva, sólo dura hasta que aparecen las desgracias no merecidas, hasta que no se empieza a sufrir en serio. Será por eso, tal vez, que existe ese gap en misa de gente entre 30 y 60 años. 

La religión de la guitarra o la de la grilla espiritual, lo mismo da, no prepara para la vida adulta. No hay horizonte más allá de este horizonte, no hay preparación alguna para conservar la Esperanza cuando la vida enseña que no siempre ganan "los buenos" (es más, casi nunca lo hacen). ¿Qué consuelo le queda a un chico o una chica que se le dijo que si se conservaba virgen hasta el matrimonio, tendría una familia feliz, si luego su esposa lo engaña con un amigo o su esposo la faja? 

En estas morales exitistas, cuantitativas, efectistas, no hay ninguna preparación, ningún hábito esperanzado; que, al fin y al cabo, la Esperanza cristiana es una de las virtudes teologales.
--> Leer...

miércoles, 3 de abril de 2013

Hablando de cercanías...

Para cancelar un turno con el dentista, llama por teléfono. Lo mismo para suspender el diario, felicitar a un amigo por su cumpleaños o felicitarse ante "los jóvenes" por su elección. Pero para solidarizarse con una de las peores catástrofes de la historia argentina, manda al nuncio a redactar una nota típicamente diplomática, insulsa y cumplidora. 

Eso es ser "cercano a los que sufren".

--> Leer...

 

  © 2009 Desde la Roca del Grifo

True Contemplation Blogger Template by M Shodiq Mustika