Lo nuevo en la Liga Distributista

miércoles, 28 de agosto de 2013

Pseudónimos


Los otros días leía el comentario de un buen amigo donde afirmaba rotundamente —como le pasa cada tanto— que nadie que escribiese con seudónimo podía ser serio. Es un tema sobredebatido que ya me tiene bastante cansado. Porque es una afirmación falaz, dado que apela al ad hominem para otorgar seriedad a una sentencia cualquiera. Además que es contraria a la caridad cristiana al hacer acepción de personas no en razón de su mérito sino de su nombre (la recontra citada frase de Santo Tomás sobre no mirar a quién dice sino a lo qué dice, dado que si es verdad, proviene del Espíritu Santo, se ubica en una exposición sobre la caridad). Por otro lado, recordamos a cientos de autores —ensayistas, literatos, poetas, pintores, músicos, autores espirituales— que, por muy distintos motivos, escribieron bajo seudónimo (incluso, distintos seudónimos que fueron variando con el tiempo o con el tema tratado): Borges, Castellani, Martínez Zuviría, Cayetano, entre miles. Sin ir muy lejos, el libro más "serio" de la cristiandad hasta la Summa del Aquinate, De divinus nominibus, fue escrito bajo seudónimo... tan celoso guardó su identidad el autor (¿por humildad? ¿por temor?), que aún hoy no se conoce el nombre del que hoy, para abreviar, llamamos Pseudo-Dionisio Areopagita.
--> Leer...

Dos pesos y dos medidas


Estaba leyendo cierto portal español neoconservador. En un artículo se hace un paralelismo entre el silencio de Occidente ante el ascenso de Hitler al poder y el silencio actual ante el asesinato masivo de cristianos en Medio Oriente. Si bien es demasiado políticamente correcto para mi gusto, puede servir como recurso. Algo, sin embargo, me llamó la atención: entre los que caen en la volteada silenciosa, no faltan los Papas... hasta 1958. Es curioso, si uno aplica ese mismo razonamiento al silencio de Juan XXIII ó Pablo VI ante las atrocidades del mundo comunista, al mutis de Juan Pablo II y Benedicto XVI ante el terrorismo internacional de los EE.UU. o a la actual agachada* de Francisco, uno es automáticamente baneado en ese portal. 

[*Agachada es un término soez pero preferido por el actual Papa, así que lo utilizo libremente con él.]
--> Leer...

martes, 13 de agosto de 2013

¿Tiempos o prioridades?

No tiene tiempo para un concierto en su honor que ya estaba planificado meses atrás, no tiene tiempo para recibir a los delegados de la oposición francesa al casamiento gay..., pero sí tiene tiempo para perder horas con las selecciones de fútbol de Italia y de la Argentina, escuchar un discurso de Grondona (¡!), los barrabravas y el bombisto Tula y sacarse fotos con los jugadores y periodistas. Hubo Papas apodados "el Grande", "el Bueno", "el Sabio"... ya tenemos a Francisco "el Cholulo".
--> Leer...

lunes, 12 de agosto de 2013

Chiara

Santa Clara de Asís. La grandísima santa que le resistió en la cara al Papa Gregorio, enseñándonos la diferencia entre la obediencia que se ordena a Cristo y la pseudo-obediencia servil papólatra. 

Muchos, especialmente los que la festejaron ayer según el calendario reformado, recuerdan a la caricatura compuesta por Franco Zeffirelli en 'Hermano sol, hermana luna', donde Chiara es una monja feminista y hippie, que corre y baila por los campos cuando no concelebra misa con San Francisco. 

Mejor me parece la composición del personaje que hizo la bellísima Amélie Daure para el telefilme italiano 'Francesco' de 2002 —especialmente la última escena que recuerda la pasión y amor con que Clara vivía la clausura, incluso rehúsandose a aprovechar el permiso de exclaustración para asistir al velatorio y entierro de su amado Francisco, por lo que la procesión debió pasar junto a la Porciúncula para que las Pobres Damas de Cristo observaran por las ventanas las señas de la Pasión que portaba el Poverello, en impactante imagen eternizada por Gioto. 

--> Leer...

jueves, 8 de agosto de 2013

Chestertoniana


Observo el entusiasmo de muchos por el supuesto inicio del proceso de canonización de Chesterton. En primer lugar, no sé dónde está la novedad. No sé si aún conservo un recorte del diario Clarín que había guardado mi padre en las 'Obras completas' (que no son completas) donde creo que era Quarracino, cuando todavía era arzobispo de La Plata, quien comentaba el inicio del proceso de canonización en Inglaterra. 

Por otro lado, aún cuando creo con toda mi mente y mi corazón que Chesterton está en el Cielo (le rezo bajo la advocación que le dio Castellani de 'San Gilberto del Buen Sentido'), no estoy convencido de que sea conveniente su canonización, su entronización 'oficial' en los altares. Me temo mucho de que hagiógrafos y apologetas baratos destruyan su riquísima personalidad y que cristalicen una profundísima obra que fue evolucionando y puliéndose en el tiempo, aunque siempre sobre el mismo camino. 

'Ortodoxia' no se entiende sin 'El hombre eterno', ni 'El Napoleón de Notting Hill' sin 'El regreso de Don Quijote'. Tampoco es posible admirar 'Lepanto' sin 'La balada del caballo blanco'. 'Lo que está mal en el mundo' o 'El marco de la cordura' se complementan con 'El pozo y los charcos'. 

El P. Brown, Jueves, Basilio Grant, Adán Wayne, Marillac, Turnbull... todos los inolvidables personajes de Chesterton son como aspectos de su persona. El 'tío Gilbert' que armaba y presentaba obras de teatro con marionetas para los niños de su barrio, el vecino que paseaba a su burrito Trotsky por las calles, el polemista del 'Eye-Witness' y el poeta épico, el amigo de Bernard Shaw así como su implacable contrincante, el que llevaba el estilete escondido en su bastón y se lamentaba porque nunca había tenido ocasión de usarlo en defensa de alguna damisela, el que plantaba papas y cebollas en su jardín y, más tarde, se reunía en su estudio con lores y políticos que venían a consultarlo, el que gastaba todos los ingresos que obtenía por sus muy populares cuentos policiales en difundir 'la santa causa' del distributismo para que ningún niño inglés vuelva a llorar por hambre o ninguna chica deje de usar listón porque el gobierno la ha rapado en lucha contra una nueva peste de piojos fruto del hacinamiento que ese mismo gobierno genera al alentar la especulación inmobiliaria. 

Todas éstas no fueron excentricidades ni hobbies de un diletante; cada una de estas 'actividades' era fruto de la contemplación chestertoniana, sea la meditación de sus ideas y las noticias de actualidad, sea la oración y la práctica asidua de los sacramentos, sea la conversación con sus numerosos amigos, colaboradores o discípulos, sea la lectura de críticas e, incluso, ataques personales, sea el pertenecer a una familia de la alta burguesía enriquecida gracias al desproporcionado crecimiento de Londres en la segunda mitad del siglo XIX cuyo apellido daba nombre a calles y complejos edilicios en todo el barrio de Kensington y aledaños.

--> Leer...

lunes, 5 de agosto de 2013

Incorrección política en verso


Los 'Cautionary Verses' de Belloc son prácticamente desconocidos fuera del mundo angloparlante. Paradójicamente, eran extremadamente populares en su tiempo (y, en cierta medida, aún lo son si tenemos en cuenta la cantidad de reediciones hasta el presente). En estas versificaciones muy bien logradas, Belloc cuenta historias moralizantes pero que para los estándares pedagógicos actuales, son negativas y producen pesadillas en los niños de la sociedad opulenta, criados entre algodones, y donde cualquier toque de realidad está impedida por una delgada capa de asfalto.

Títulos como "Jim quien escapó de su niñera y fue comido por un león", "Matilda quien contaba mentiras y se quemó hasta morir", "Hildebrand quien se asustó con un auto que pasaba y así entró en razón", "Lord Lundy quien por llorón arruinó su carrera política", "Rebecca quien cerraba las puertas con fuerza por diversión, y murió miserablemente", "Charles Augustus Fortescue quien siempre hacía lo que era correcto, y así acumuló una inmensa fortuna", son hoydía tremendamente incorrectos.

Sin embargo, y aunque mal le pese al Newyorker, la experiencia es que, puestos en contacto con estos versos admonitorios bellocianos, los niños no pueden parar de leerlos hasta sabérselos de memoria. Ayer como hoy, los niños quieren saber qué sucede con los mentirosos o los vanidosos, los egoístas y los tramposos...

--> Leer...

domingo, 4 de agosto de 2013

Leído en la prensa

Un criminal que cumple su sentencia con unos monjes pide que lo regresen a prisión, porque la vida en el monasterio es demasiado dura.
--> Leer...

sábado, 3 de agosto de 2013

Otra arista


Es una lástima cuando una película promete mucho, tiene una muy buena puesta en escena, el contexto o situación es excelente y viene desarrollándose bien, pero de repente se malogra —en este caso, NaPolA: Elite für den Führer por los clichés y el final más que obvio—. Sin embargo, a pesar de eso, se deja ver y vale la pena. Desde Der Untergang ("La caída") o, más cercana en el tiempo, Anonyma: Eine Frau in Berlin, y a pesar de que no logran superar el sentimiento de culpa —lo que los hace caer en ciertas caricaturas—, los alemanes aportan una mirada complementaria e interesante a las películas sobre la II Guerra Mundial. 

--> Leer...

jueves, 1 de agosto de 2013

Cuando ya no queda nada que derribar


Uno cree haberlo visto todo pero no.

Ayer, en el subte, propaganda de uno de los cientos de partidos troskos que hay.

Propuesta: el mandato imperativo (¡!).
--> Leer...

Le doyen tradi

Ha muerto Jean Arfel, mejor conocido por su nom de plume Jean Madiran. Discípulo de Maurras en su adolescencia, luego formado por los hermanos Charlier en Maslacq. Bruckberger lo consideró el verdadero continuador de Péguy. Decano del tradicionalismo desde las páginas de Itinéraires; de alguna forma pronosticó acertadamente las consecuencias del Vaticano II cuando éste recién comenzaba. Su figura, tan querida como controvertida, podía congregar en torno suyo a sacerdotes, religiosos y laicos de muy distintas características. Por supuesto, su gran amigo Dom Gérard Calvet, pero también los históricos de la FSSPX o "disidentes" como Aulagnier, de Tarnoüan o Barthe, quienes deponían sus diferencias para escuchar al maestro. Mons. Lefebvre utilizó varias veces las páginas de Itinéraires para aclarar conceptos que los medios seculares y católicos "oficialistas" siempre tergiversaban. 

En la obra de Madiran hay de todo, desde artículos "de combate", redactados al fragor de las "condenas" episcopales y curiales, como verdaderos ensayos, cuidados y meditados. Entre nosotros, Meinvielle se animó un par de veces a polemizar con él, aunque el cura franco-argentino no salió demasiado bien parado de estos enfrentamientos. En uno de los últimos homenajes que se le hizo, recibió el saludo de Benedicto XVI (con quien se reunió varias veces) e, incluso, de varios obispos franceses (cuando sus antecesores no se cansaron de perseguirlo y condenarlo durante décadas). Su último libro es "Une Civilisation blessée au coeur", que fue editado por los monjes del Barroux y recibió el Prix Renaissance 2012. 

Si hoy en Francia existe un fuerte movimiento tradicional que ya se ha mostrado heroico en la resistencia contra el casamiento homosexual, se debe —sin duda— en buena medida a Madiran.
--> Leer...

 

  © 2009 Desde la Roca del Grifo

True Contemplation Blogger Template by M Shodiq Mustika