Lo nuevo en la Liga Distributista

viernes, 22 de mayo de 2009

De Notre Shame al Traditore Romano (aclaración)



Oremus pro pontifice nostro Benedicto.
Dominus conservet eum,

et vivificet eum,
et beatum faciat eum in terra,
et non tradat eum in animam inimicorum eius.

Deus, omnium fidelium pastor et rector,
famulum tuum Benedictum,
quem pastorem Ecclesiae tuae praeesse voluisti,
propitius respice:
da ei, quaesumus, verbo et exemplo,
quibus praeest, proficere:
ut ad vitam, una cum grege sibi credito,
perveniat sempiternam.
Per Christum, Dominum nostrum.
Amen.

Aclaración: Esta entrada en la bitácora se refiere a la forma en que el diario romano L'Osservatore Romano ha tratado la visita del presidente estadounidense Obama a la universidad católica de Notre Dame. El viernes 20 de marzo pasado trascendió que el rector de dicha universidad católica había invitado a Obama a pronunciar un discurso el día de graduación. Siendo que el Presidente Obama tiene una conocida y reconocida agenda abortista y anticatólica, incluyendo un informe que previene a las fuerzas de seguridad del "gran país del norte" para actuar contra acciones de grupos pro-vida, la oportunidad de dicha invitación provocó el rechazo de buena parte de los estudiantes y del cuerpo académico de la universidad, además de numerosos intelectuales, sacerdotes y obispos norteamericanos. A pesar de todo, el pasado domingo 17 de mayo, el Presidente Obama habló en Notre Dame. En los parques del campus universitario, se realizó una manifestación de rechazo que fue reprimida por la policía; incluso, arrastrando a un ancianito sacerdote, el Padre Norman Weslin. Los medios católicos estadounidenses hablan ahora de "Notre Shame" -- jugando con la similar pronunciación en inglés de las palabras Dame (dama) y Shame (vergüenza). El diario romano del comienzo, que desde hace un siglo funciona como una especie de medio oficioso de la Santa Sede, sin ser el "boletín oficial" como creen algunos, ha informado de la visita de Obama a dicha universidad de forma por demás vergonzosa. La nota, titulada "La búsqueda de un terreno común", y adornada con una fotografía del morocho con la túnica de los profesores de la universidad, está llena de alabanzas al aprendiz de Felsenburgh porque "la nueva ley de aborto no es prioridad de su administración" [pero está en su agenda], por "invitar a los estadounidenses de todos los credos y convicciones ideológicas a 'tomarse de las manos en un esfuerzo común' para reducir el número de abortos... reduciendo el número de embarazos [¿con mayor distribución de píldoras abortivas del día después a adolescentes, por ejemplo?], facilitando las adopciones [a los homosexuales, por supuesto] y asegurando la asistencia y apoyo a aquéllos que deciden [sic] conservar su bebé" [¿y a los que deciden no conservarlo?], por "proponer una cláusula de objeción de consciencia para médicos y paramédicos... pero trabajemos de modo que nuestras políticas de salud se fundamenten en claros criterios científicos y éticos [¿como los fijados de una vez y para siempre por científicos de la talla de un Jérôme Lejeune?], como el respeto a la igualdad de la mujer [¿y el bebé?]", y por "acordar en que se trata de una decisión [sic] dolorosa para cualquier mujer" [¿es menos dolorosa la decisión de su madre para el bebé asesinado?]. ¿De qué se congratula el Osservatore Romano? El cerco de estos traidores romanos sobre el Santo Padre es impresionante y descarado, recemos por Su Santidad Benedicto XVI.



No hay comentarios.:

 

  © 2009 +

True Contemplation Blogger Template by M Shodiq Mustika