Lo nuevo en la Liga Distributista

miércoles, 4 de agosto de 2010

Preocupación: ¿Mártires latinoamericanos?

Leo recién en el último envío de AICA, agencia semi-oficial de los obispos, la siguiente noticia:


Memoria de los Mártires Latinoamericanos
Néuquen, 4 Ago. 10 (AICA)
Mons. Marcelo Melani

Mons. Marcelo Melani

Con sendas misas los dos obispos de Neuquén celebran hoy la memoria de los Mártires Latinoamericanos. La fecha del 4 de agosto fue elegida por coincidir con el fallecimiento del obispo de La Rioja, monseñor Enrique Angelelli. “Ante un nuevo 4 de agosto -dice una nota del Equipo Diocesano de Pastoral Social-, junto a nuestros Obispos, no solamente celebramos a nuestros mártires, sino que ante tantas expresiones de muerte, falta de valores, violencias, injusticias sociales, marginación y falta de posibilidades de vida digna para tantos, invitamos a profundizar nuestro compromiso para que cada creyente y cada ser humano de buena voluntad, nos convirtamos en luchadores por la vida, servidores de la verdad, constructores de justicia, sembradores de inclusión social, porque así seremos artesanos de verdadera paz”. El obispo diocesano, monseñor Marcelo Melani presidirá la Eucaristía en memoria de los mártires, a las 19.30 en la parroquia Nuestra Señora de Luján, de la localidad de Centenario. Por su parte el obispo coadjutor, monseñor Virginio Bressanelli SCJ, presidirá la celebración eucarística en memoria de los mártires latinoamericanos a las 19 en la catedral María Auxiliadora.+
Por supuesto que estos "mártires latinoamericanos" no son los mártires de Tlaxcala o los mártires rioplatenses, sino "todos nuestros hermanos y hermanas de nuestra Iglesia y de otros credos que han testimoniado hasta la muerte su compromiso con la vida". ¿En qué consistió ese "compromiso con la vida" que los haría acreedores de las palmas del martirio? Sería el haber sido "luchadores por la vida, servidores de la verdad, constructores de justicia, sembradores de inclusión social", según se desprende del comunicado en el fragmento citado por AICA más arriba.

Veamos quiénes son los integrantes de ese martirologio. Difícil es saberlo. Viendo fotos de las últimas celebraciones, aparecen banderas con el Che Guevara, o alusiones a Camilo Torres. Uno de los grupos que organiza estos "actos" (me niego a llamarlos "misas") son los "Servicios Koinonía", "Un punto de encuentro con la Teología y la Espiritualidad de la Liberación Latinoamericanas". Allí hay un "Martirologio Latinoamericano", donde podemos encontrar a personajes como el Cacique Coronilla (ejecutado durante las Guerras Calchaquíes por traidor a sus juramentos), el cura Mugica (reclutador de Montoneros), el cura Jorge Adur (capellán del "Ejército Montonero" [sic], que lucía con orgullo su rango de capitán), los Palotinos y, por supuesto, el "padre obispo" Angelelli.

Lo que sí sabemos es quién fue Angelelli. Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí dejamos una:


La foto, que se puede agrandar pinchando en ella, es del 8 de noviembre de 1973, y apareció en el diario El Independiente de La Rioja. Para esa fecha, los Montoneros, cuya insignia puede verse detrás del Padre-Obispo, habían secuestrado, torturado y asesinado al Gral. Aramburu, y asesinado en atentados al gremialista José Alonso, al subcomisario Sandoval, al político liberal Roberto Uzal, al comandante de Gendarmería Agarotti, al sindicalista Kloostermann, al empleado de Ford Giovanelli, el teniente 1º Cativa Tolosa y al sindicalista Rucci, además de bombas en facultades de la UBA (Derecho, Medicina, Odontología) y el Colegio Nacional de Rosario. Sin contar numerosos secuestros y robos a bancos y dependencias estatales, y la participación destacada del grupo terrorista en la llamada “masacre de Ezeiza”.

Angelelli falleció como consecuencia de un confuso incidente de tránsito ocurrido en una larga recta cuando retornaba a la ciudad capital de La Rioja desde Chamical, luego de participar del novenario de los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longueville. Según los testigos, como era su costumbre, Angelelli había tomado abundante vino junto al asado posterior a la celebración, hasta estar "machadito" (alegre).

Es preocupante que el obispo de Neuquén y su sucesor "celebren" a tamaño personaje. Es preocupante que el Card. Bergoglio haya mandado varias veces "recordar" en Misa a los "mártires palotinos" o que haya participado en "actos" en memoria de Mugica.

Desde que la Santa Sede admitió causas de martirio distintas al odium fidei tradicionalmente exigido (como los casos de Santa Benedicta de la Cruz y San Maximiliano María Kolbe, quienes tenían méritos suficientes para ser canonizados sin recurrir a esta triquiñuela), se abrió la caja de pandora...

Estamos viviendo en plena operación de "reconstrucción" de la memoria histórica desde dentro de la Iglesia. Preparémonos un día para ver a Camilo Torres en los altares, con su barba y su boina, fusil en mano. Preparémonos un día para ser fusilados por curas bolcheviques, cumpliendo la profecía de Bernanos...


 

  © 2009 Desde la Roca del Grifo

True Contemplation Blogger Template by M Shodiq Mustika