Lo nuevo en la Liga Distributista

miércoles, 18 de marzo de 2009

El riesgo de la certeza


Se dice que el cristianismo, para sobrevivir, debe mirar el mundo moderno, debe entenderse con la forma en que las cosas son en el sentido del fluir actual de las cosas. Es justo todo lo contrario: para sobrevivir, debemos mirar el cristianismo. La fuerza reaccionaria más fuerte que impide el progreso es el culto mismo del progreso, lo cual, desconectado de nuestras raíces, hace el crecimiento imposible y la elección innecesaria. Respiramos el fluir cansado, casi inexorable, del calor pegajoso de una incertidumbre absoluta. Donde nada es verdad, o correcto o erróneo, no existen los problemas; donde la vida no tiene sentido, estamos liberados de la responsabilidad, del mismo modo que un esclavo o un parásito es libre. La futilidad produce el descuido, contra lo que se alza la dura alternativa: contra la incertidumbre radical en la cual vive el hombre moderno —como en un juego de ruleta rusa, detenidos en el descuidado “ahora” entre el gatillar y la explosión, viviendo la dulce gracia de las recámaras vacías— está el riesgo de la certeza.

—John Senior, Ph.D.,

The death of Christian culture;

con prólogo de Andrew Senior

e introducción de David Allen White

(Norfolk, VA: IHS Press, 2008)





No hay comentarios.:

 

  © 2009 +

True Contemplation Blogger Template by M Shodiq Mustika